Hemos despertado hoy con una noticia terrible. Un dirigente irresponsable ha decidido agredir a Ucrania, actuando como un tirano y ordenando matar deliberadamente a ciudadanos ucranianos inocentes. Terrible situación que además hace tambalear la paz mundial.

Nuestro más absoluto rechazo a esta decisión propia de épocas pasadas, que afortunadamente estábamos olvidando. En el siglo XXI, no tiene cabida una agresión de este tipo.

Es curioso cómo, además, Putin argumenta su decisión en que quiere “desmilitarizar y desnazificar” Ucrania, cuando el que está actuando como un nazi es él.

Todo nuestro apoyo con el pueblo ucraniano. Ojalá esta guerra, absurda, no se cobre muchas víctimas. La peor parte de esta guerra la van a pagar, como siempre, muchos inocentes, a quienes dirigentes como Putin, alejados de la realidad, no tienen en cuenta, pues prefieren servir a sus ambiciones antes que al bienestar de los ciudadanos.