✉️ sgeneral@3edad.org                            📞 Tf. 601067176  

Manifiesto por la pérdida del poder adquisitivo de los pensionistas

La inflación aboca a los pensionistas a una situación económica precaria, puesto que los precios suben más rápido que las prestaciones públicas, siendo éstas totalmente insuficientes al coste de vida.

Desde el partido Tercera Edad en Acción queremos manifestar nuestra más absoluta preocupación por el abandono que están sufriendo los pensionistas por parte de las instituciones públicas ante la situación de grave pérdida de la capacidad económica debido a la situación de inflación que no para de crecer.

Exposición de motivos:

El pasado 2 de diciembre, el Congreso aprobó la reforma de las pensiones, una ley que tuvo entre sus principales razones de ser la actualización de las pensiones en función del IPC. La inflación en 2021, según el INE, ha sido del 6,5% y la cifra que utilizó el Gobierno para aumentar las pensiones en 2022 ha sido la del 2,5%. El mismo porcentaje que utilizará para calcular la “paga” con la que compensa a los pensionistas por la diferencia entre las previsiones de inflación realizadas a finales de 2020 y el IPC de 2021.

En este sentido, la fórmula utilizada desde siempre a la hora de calcular el aumento de las pensiones es el IPC acumulado o interanual, un reflejo real de cuánto ha aumentado el coste de la vida; pero el pacto de las pensiones entre el Gobierno, los dos grandes sindicatos y la patronal eligió otra fórmula: el IPC medio anual en los 12 meses previos. Aquí y ahora significa nada más y nada menos que una pérdida de un 4% en el poder adquisitivo de los pensionistas.

Ya en 2022, el dato adelantado del Índice de Precios al Consumo (IPC) del INE se disparó hasta el 7,4% interanual en febrero. Alimentos, combustibles, gas y electricidad son los mayores culpables del repunte de precios el mes pasado. De esta forma, la capacidad económica de un pensionista encadena meses seguidos a la baja. Las tensiones geopolíticas derivadas de la invasión rusa sobre Ucrania añaden otro elemento de tensión a los precios, principalmente los energéticos. El encarecimiento del gas, la electricidad y los carburantes está siendo un auténtico calvario en los hogares de los pensionistas quienes claramente sufren mucho más las consecuencias derivadas de las subidas del IPC que el resto de la población a causa de sus bajos ingresos.

En otro orden de las cosas, es inconcebible que la revaloración de las pensiones sea cada año con la inflación media de los 12 meses previos ya que, ante la situación de emergencia social que nos encontramos, debe hacerse de forma urgente e inmediata. Por todo ello, 3a EDAD EN ACCIÓN propone la siguientes:

Soluciones

  1. Revalorizar y aumentar la cuantía de las pensiones acorde al coste de la vida de forma efectiva e inmediata
  2. Exención de pago de IRPF a los pensionistas
  3. Reducir los impuestos sobre la energía: carburantes, gas y electricidad; debido a la especial incidencia y agravio sobre los hogares de las personas pensionistas.

TERCERA EDAD EN ACCIÓN seguirá trabajando y reclamando unas pensiones justas. Por ello, se hace un llamamiento a todas las plataformas de pensionistas para que se sumen al presente manifiesto y con la unión de todas las fuerzas, se consiga JUSTICIA SOCIAL para que los pensionistas puedan tener un nivel de vida digno.

Nuria Martínez Ros

Presidenta nacional de 3e en Acción