✉️   sgeneral@3edad.org                            📞 Tf. 686 966 406

LUCHA CONTRA EL EDADISMO

edadismo lucha 3 Edad en Acción

El “edadismo” es una palabra que significa “discriminación por razón de edad”.

¿Qué edad tienes? Independientemente de que tengas 80 o 90 años, 60, 50, o seas más joven, sabrás que de una manera consciente o no hay discriminación hacia las personas por su edad. “Viejos”, se ha dicho siempre de forma despectiva. “Demasiado joven” (e inexperto) para el tema laboral y tantos otros.

El edadismo es un problema serio en nuestra sociedad.

Nuestros juicios crean realidades, separan personas, estigmatizan.

En 2022, el mundo entero tiene el foco puesto en el “feminismo”, en la “discriminación hacia las mujeres”. Hace poco surgió con fuerza en Estados Unidos y entre bastantes personas famosas el movimiento “Black Lives Matter”, que decía defender los derechos de las personas negras contra el racismo.

Es curioso. Pero estas reivindicaciones que han surgido con tanto impulso no han puesto a las personas de edad en su punto de mira. Y nosotros creemos que ciertamente, en la actualidad, la mayor discriminación que existe es contra las personas mayores por el hecho de ser mayores.

Que haya discriminación no implica que estén matando a personas ancianas por la calle. Nos referimos a que se nos ignora hasta puntos sorprendentes, se nos aparta del debate público y político, con la creencia errónea de que como ya no trabajamos y no producimos y no somos tan fuertes y jóvenes como antes servimos menos.

Hay un estigma hacia las personas mayores que debemos combatir, reducir y eliminar en la medida de lo posible, de nuestras posibilidades.

Si a nivel personal, en nuestra vida cotidiana, dejamos de utilizar términos periorativos para referirnos a los mayores, ayudaríamos a que el “edadismo” pierda fuelle. Consiste en tomar consciencia de ello.

Otro punto importante es reflexionar sobre el valor de las personas. ¿Dónde reside? ¿En nuestra belleza exterior? El mundo en el que vivimos lo premia de una forma bastante insistente, con la industria del espectáculo como estandarte. ¿El empuje de la juventud? ¿La energía física? ¿La resistencia del propio cuerpo? Es cierto que las personas, a medida que envejemos, perdemos estas capacidades y nos debilitamos en estos aspectos. Pero ¿la experiencia no cuenta? ¿Acaso olvidamos que las personas mayores tenemos muchas historias y lecciones vividas?

La experiencia es un valor. Ya solo sea por lógica. Cuantos más días hayas vivido, más sabrás, en términos generales, de qué conviene y qué no, qué es importante y qué es accesorio, qué merece nuestro tiempo y qué es algo beneficioso o, por el contrario, nocivo.

Nuestras sociedades están cada vez más envejecidas. Es consecuencia del avance médico y de la mejora de la esperanza de vida. Pero debemos, por ende, replantear qué es ser mayor y la valía de una persona, que no está reñida con la edad.

También creemos que es importante llevar estas necesidades a la política. Abordar el tema de las pensiones de una manera seria. No amenazar con reducirlas cada dos por tres. No gastar en tantos gastos tan cuestionables para luego reducir la pensión o plantear subir la edad de jubilación.

Mejorar las residencias y los sistemas de salud, pensar en términos inclusivos (de verdad, no de boca) para que las personas mayores no nos quedemos atrás en materia de digitalización, no solo bancaria.

La política es el arte de gobernar un pueblo. Desde nuestro partido 3 Edad en Acción sabemos que los partidos que están ahora en el poder no tienen en cuenta las necesidades de los mayores, porque no les interesa, por una razón u otra. Nosotros hemos venido a la política a reivindicar nuestros derechos. Y no solo los nuestros, sino también los de nuestros hijos y nietos. Todos serán mayores algún día, con suerte, y todos, hasta las generaciones más jóvenes, precisan de atención y recursos. Basta ya de discriminar y de olvidarse de algunos colectivos.