“Los jubilados estamos cansados de sentirnos engañados y decepcionados”. Este es el titular de una genial entrevista que el periódico Noticias 24 ha realizado a nuestra presidenta nacional, Nuria Martínez Ros, para conocer nuestro proyecto político. Y no es un titular casual, dice mucho de por qué nos hemos metido en política sin ser políticos, por qué hemos decidido “complicarnos la vida” y trabajar de manera gratuita para defender unas ideas: defender nuestros derechos, puesto que nadie lo hace. Y no solo los nuestros, sino los de las nuevas generaciones.

Consulta esta entrevista pulsando encima de este enlace.

A continuación, a modo de introducción, reproducimos las primeras preguntas y respuestas.

PREGUNTA. ¿Cuál fue el germen del nacimiento de este partido? 

RESPUESTA. Como recordará, desde hace más de media década los jubilados han tenido la necesidad de salir a la calle a protestar ante el difícil panorama que se les presentaba. Estamos cansados de sentirnos engañados y decepcionados. Se habla de los mayores y se les promete mucho cuando hay elecciones, pero lo cierto es que después quedamos olvidados. Hace 15 años la gente se jubilaba con la tranquilidad de que su pensión y su vida estaban aseguradas; sin embargo, ahora las personas que se jubilan lo hacen con miedo ante un futuro incierto y amenazador. Y esto a todos los niveles, ya hablemos de pensiones o de sanidad, trato discriminatorio, los incrementos en las pensiones no son acordes con el aumento del coste real de la vida, falta de desarrollo práctico de la Ley de Dependencia…

En 2018, un grupo de personas mayores que tenían esta inquietud, decidieron que era el momento de dar un paso al frente y ponerse en primera fila de las protestas. Personas preocupadas por la deriva que estaba tomando el país y que creyeron que no se trataba de salir a la calle para protestar, sino que debería existir un partido político que llegue a las administraciones públicas para gestionar y poder influir nosotros mismos en la política española. Así nació Tercera Edad en Acción, somos un partido político transversal en el que caben muchas sensibilidades sociales, todas aquellas que sean democráticas y constitucionales. Una formación sociológica, más que ideológica. Como partido político, aspiramos a lo máximo: a gobernar, por lo tanto, aspiramos a representar al conjunto global de la ciudadanía. Pero, sin duda, una de nuestras prioridades es el colectivo de la gente mayor y de las personas con otras capacidades, porque creemos que no están adecuadamente re­­­presentadas. Nosotros, que incluimos al conjunto total de la población, creemos, y por desgracia hemos podido comprobarlo, que el colectivo de la gente mayor y con otras capacidades está con demasiada frecuencia excluido, olvidado o mal representado.

P. ¿Cuáles son sus líneas maestras?

R. Nosotros consideramos completamente desactualizada la política basada en ideologías. Estas nacieron en el siglo XIX, como producto de un modelo de sociedad muy diferente al actual. No somos ni de derechas ni de izquierdas, cada problema tiene una solución idónea, y no podemos boicotear nuestras propias soluciones porque éstas sean de una tendencia o de otra. En nuestro partido, confluimos personas que venimos de distintas ideologías y a las hemos dejado atrás tras darnos cuenta de que hay que elegir lo mejor de cada una de ellas para solucionar la diversidad de temas que se presentan en un país. Consideramos que están fuera de lugar y anticuadas las luchas ideológicas, que solo traen un residuo indeseable, el enfrentamiento político que estamos viendo y, por ende, el social. Somos mayores, pero vanguardistas. Somos el partido de los derechos y del sentido común.