Entrevista original aquí.

 

Tercera edad en acción: así es la otra candidata de las elecciones madrileñas, que defiende los derechos de los mayores de 50

Nuria Martínez Ros es una abogada divorciada y madre de dos hijas, “una de ellas trabaja en la OTAN” dice con orgullo, que a sus 53 años se estrena como candidata en unas elecciones este 4 de mayo en Madrid. Su vocación tardía encaja a la perfección con el inédito partido que representa, Tercera edad en acción, nacido en 2018, cuyo objetivo es defender los derechos de los mayores de 50 años, incluidos jubilados, pensionistas y viudas.

Entre sus propuestas figuran eliminar el IRPF de las pensiones, equiparar las más bajas al salario mínimo, crear la figura del defensor del mayor, la consejería de la tercera edad o fomentar el voluntariado con los mayores con campañas como “Adopta a un nieto”.

No parece tener sentido ahora que se vive casi cien años que la gente deje de trabajar en la mitad de su vida…

Me parece un error inmenso que a partir de los 45 o 50 años, las multinacionales sobre todo, eliminen a profesionales en la cumbre de su experiencia y con una energía brutal, supone un valioso capital desaprovechado pero sobre todo una clara discriminación por edad. Además, es una pescadilla que se muerde la cola, porque pasar del paro o los ERE al ingreso mínimo vital o la pensión es una carga económica muy difícil de soportar para un país. A ese profesional hay que “resetearlo” para que siga produciendo en un puesto acorde a su perfil, por ejemplo, mentor de los más jóvenes, o cree un negocio sin renunciar a su pensión cuando le llegue la edad de jubilarse.
¿A usted que le impulsó a convertirse en la Robin Hood de los seniors?
Pase parte de mi niñez y adolescencia con mi abuela materna, María José, “Pepita”, que era viuda de guerra y con sus amigas viudas como ella. Escuchándolas, comencé a admirar su prudencia, su sentido común y, sobre todo, su confianza en que después de vivir algo horrible, viene algo bueno que ni sospechas. Era producto de su experiencia de muchos años en afrontar situaciones difíciles, además en la madurez uno suele ser consciente de qué errores no debe cometer.
Su partido da mucho valor a lo que definen como “consejo de sabios”.
Por supuesto, tenemos un consejo nacional de sabios, figura rescatada de la antigua Grecia y del senado romano, al que trasladamos todas las cuestiones controvertidas para que decidan con su experiencia vital.
¿Por ejemplo, la ley de eutanasia?
La están estudiando artículo por artículo y aunque aún no han dado un veredicto, sí le puedo decir que proponemos que un tribunal capacitado estudie detenidamente caso por caso, no dejar la responsabilidad solo al médico y la enfermera.
¿Si llegasen a gobernar, que harían por ejemplo con el actual Senado?
Una de sus funciones podría ser funcionar como un Consejo de sabios que sustituya a tanto asesor contratado como existe en los gobiernos, que suponen un coste brutal. Hay que acabar con tanto gasto inútil de las administraciones en centenares de asesores, obras públicas innecesarias, duplicidad de funciones y sobre todo terminar de una vez con los sueldos vitalicios de los políticos.
¿Su partido es de izquierdas o de derechas?
Las ideologías están pasadas de moda, responden al modelo de sociedad que había en el siglo XIX, muy diferente del actual, y solo sirven para enfrentarnos a unos con otros, hombres y mujeres, izquierdas y derechas con el único objetivo de lograr que les voten. Lo que hay que hacer es dar soluciones a los problemas, lo demás son cuentos. En esas aspecto, nosotros somos un partido de futuro.