Nuria Martínez Ros es la candidata de Tercera Edad en Acción, un partido que se presenta a las elecciones madrileñas del 4 de mayo para “dar voz a los mayores”. Martínez explica en una entrevista con 20minutos sus propuestas clave y llama a priorizar las necesidades de los mayores, porque “notan muy poco lo bueno y mucho lo malo”.

¿Por qué se presentan?

Porque tenemos estructura para hacerlo y queremos dar voz a los mayores. Es el momento. Tenemos ideas y un programa, y creemos que debemos presentarnos a las elecciones.

¿Son los mayores los grandes olvidados de los partidos tradicionales?

Los partidos tradicionales lo que hacen es lanzar globos sonda cuando las elecciones están cerca, pero el resto del tiempo sí, son los grandes olvidados. Y son los más perjudicados, porque notan mucho lo malo y muy poco lo bueno. Sus demandas siempre se dejan para el último momento, y por eso nos presentamos. Queremos defendernos a nosotros mismos.

¿Diría que existe discriminación?

Completamente. Se empieza además a discriminar a edades muy tempranas, sobre todo laboralmente. A los 48 o 50 años, volver al mercado laboral si te quedas en paro es mucho más complicado. También está el caso específico de la mujer, a la que se le empieza a decir que “se le pasa el arroz” por no tener pareja o no tener hijos. Y ni hablemos de los mayores de 65… existe la mentalidad de que las personas mayores ya no sirven para nada.

“Los mayores son los grandes olvidados”

Estamos en pleno debate por la reforma de las pensiones, ¿hacia dónde creen ustedes que se debería de orientar?

Eso es otro globo sonda, como digo. Hablan mucho porque hay elecciones y quieren ver qué piensa la gente. Una reforma requiere un estudio muy riguroso y ahora la única reforma que cabe es la de la justicia: tener una pensión digna. Nosotros lo que queremos es que la pensión contributiva (incluida la de viudedad) se equipare al SMI, porque si se sube el salario mínimo es porque se entiende que con menos no se puede vivir. Con las pensiones debería ser igual.

¿Cuáles son sus medidas estrella?

Una es que se puedan complementar la pensión y un trabajo. Si una persona mayor crea una empresa, genera riqueza y eso es positivo: va a crear empleo y los más jóvenes serán alumnos de los mayores. Existe la falsa creencia de que si los mayores siguen trabajando no lo podrán hacer los jóvenes, cuando en realidad lo que hacen los mayores es aportar experiencia y los jóvenes sus nuevas ideas. Es complementario.

Proponen también crear una Consejería de Tercera Edad y un Defensor del Mayor, ¿con qué objetivo?

Serviría para aglutinar todos los temas que afectan a los mayores, que ahora está muy repartidos entre diferentes áreas. También proponemos un Defensor del Mayor para que tenga poder ejecutivo a la hora de defender a las personas mayores. Que sea elegido por el colectivo de más de 50 años, y no por políticos.

¿Cómo se financiarían todas las medidas que proponen?

Tenemos que terminar con el gasto inútil. Hay demasiados asesores, demasiados políticos o demasiadas obras públicas que no hacen falta. Tenemos que ahorrar en esos gastos superfluos que no son necesarios.

¿Qué problemas son los más urgentes para el colectivo de los mayores tras la pandemia que estamos viviendo?

Es urgente el asunto de las residencias. Se ha visto cómo estaban cuidados los mayores, que no estaban medicalizadas y tenían poco personal. Además, hemos visto mucha descoordinación entre el Gobierno central y las autonomías, Ahora tenemos que pensar en mejoras para el futuro y eso pasa por cumplir las recomendaciones de la OMS. Vamos a imitar a los países que mejor lo han hecho.

“Es urgente el asunto de las residencias. Se ha visto que no estaban medicalizadas y tenían poco personal”

¿Han mantenido contactos con los partidos mayoritarios?

No. Ahora en campaña no tendría mucho sentido, pero tampoco los hubo antes de que empezase. Nosotros no venimos a quitarle nada a nadie, estamos muy disgustados con la confrontación y venimos a cooperar, ya sea desde dentro o desde fuera de la Asamblea, porque habría que dejar el partidismo a un lado.

¿Tienen propuestas para otros colectivos o grupos de edad?

Tenemos propuestas para la relación entre generaciones. En el programa llevamos una propuesta de voluntariado para resolver la soledad de los mayores y lanzamos la iniciativa adopta un nieto, que permite a estas personas quedarse con niños de padres y madres que se tienen que ir a trabajar. Queremos que estas personas se sientan útiles. Además proponemos un nuevo modelo educativo, porque estamos enseñando a los niños y jóvenes a memorizar y eso no va a ningún lado. Somos mayores pero vanguardistas y de mente abierta.